Demagogia vs. realidad… y el fútbol, que es cosa aparte

elguionistadespistao_ronaldo

A todos nos revienta la demagogia, al menos en su acepción habitual: “charlatanería”, palabras vacías que solo sirven para justificar o rebatir perezosamente una idea con argumentos fáciles y lógica garrula, es decir, inexistente. Es deporte nacional, además, acusar de demagogia a todo hijo de vecino cada vez que no nos gusta una idea pero a la vez tampoco nos apetece (o no sabemos cómo) rebatirla. La manera de salir del círculo vicioso del “todo es cuestión de opinión” es, sencillamente, obtener los datos, estudiarlos y dejar trabajar a la lógica. Porque la mayor parte de los temas que analizamos, en verdad, no son “cuestión de opinión”, sino cuestión de analizar las cifras; y si tenemos diferentes opiniones es porque nos basamos en evidencias distintas.

Ejemplo rápido: una de las justificaciones que se repite como un mantra cada vez que se discuten los escandalosos sueldos de los golpea-bolas de turno es que “lo valen, porque luego generan más y los clubs recuperan con creces la pasta”. Teniendo en cuenta que clubs como el Barça o el Madrid arrastran deudas de casi 600 millones con Hacienda, que la deuda de todos ellos con la Seguridad Social es de unos 16 millones, o que la acumulada total se acerca a los 4.000 millones, queda claro que esta afirmación es completamente falsa. Tan falsa como que Calatrava merece el dinero que se ha pagado por sus edificios o que el valor de la vivienda jamás podría bajar.

Peor aún: poco después de haber sufrido el reventón dramático de nuestra histórica burbuja inmobiliaria, nos mantenemos voluntariamente ciegos a las nuevas burbujas que se nos vienen encima: la del fútbol o la sanitaria, por poner un par. Básicamente, cualquier cosa con la que se especula sin medida es una burbuja. Y somos tan listos que nos da igual.

Cierto que, a menudo, recopilar todos los datos pertinentes a un determinado tema es un infierno, especialmente en un país tan opaco y cínico como éste. Pero los españoles tenemos la mala costumbre de no aceptar nunca los datos que nos aporta el “contrincante”, sin molestarnos en considerar su validez. Simplemente nos quedamos con unas pocas cifras que avalan nuestra tesis y cerramos la puerta, porque a partir de ahí solo hace falta hablar con la boca bien grande y cara de listillo (para más ejemplos echar un vistazo a cualquier programa de debate). Y por supuesto, en caso de problemas acusar a los demás de demagogia.

Anuncios

0 Responses to “Demagogia vs. realidad… y el fútbol, que es cosa aparte”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Lo que vamos escribiendo…

NOTA

Todos los textos publicados han sido escritos a mano por El Guionista Despistao (Miguel Entrena). Cualquier otro caso será debidamente acreditado.
Si alguien, por la razón que sea, usare o manipulare cualquiera de los presentes artículos, yo le rogare lo acredite también como dios mandare.
Cualquier parecido con textos pre-existentes en la red o fuera de ella será debido seguramente a un (repetido) error tipográfico. En tal caso, pido sea notificado al correo-e que hay al final de este apartado. La dirección está asimismo disponible para cualquier otro tipo de contacto, preferiblemente íntimo.
He dicho. Saludos a todos.

Correo del Guionista Despistao


A %d blogueros les gusta esto: